En el número 259  - mayo 2017


Editorial:

 

Chavismo y Venezuela hoy

 

 

Ignacio Ramonet



 

La transformación de Donald Trump en jefe guerrero

 

 

Michael T. Klare  

Profesor en el Hampshire College (Amherst, Massachusetts).


 

Donald Trump, como a menudo ha repetido, pretender llevar a cabo una política exterior “imprevisible” y, en efecto, el bombardeo de una base del régimen sirio ha sorprendido mucho en las cancillerías. Sin embargo, este ataque sigue una lógica concreta: la de un presidente que, desde enero, parece haberse convertido al uso de la fuerza.

 

 

 


 

 

 


 

Investigación sin acusaciones de la ONU en Siria

 

 

Akram Belkaid  

Periodista.


 

El 4 de abril de 2017, a primera hora de la mañana, un ataque con armas químicas contra la ciudad de Jan Sheijun provocaba la muerte de ochenta y siete personas, en su mayoría civiles, y hería a otras seiscientas. Las autoridades sirias, aunque reconocen haber dirigido una incursión aérea –pero a mitad del día– contra esta localidad de la provincia de Idlib, situada a veinte kilómetros de la línea de frente que separa al ejército regular de las fuerzas rebeldes, niegan el uso de gas tóxico. Recuerdan que en septiembre de 2013 se comprometieron a dejar de utilizar armamento químico y proclaman que todas las reservas y plantas de producción del régimen fueron destruidas por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) entre el otoño de 2013 y mediados de 2014.

 


 


 

El Estado profundo

 

 

Serge Halimi  

Director de 'Le Monde diplomatique'.


 

Cuando un presidente errático y poco preocupado por conocer todo lo que ignora controla el ejército más poderoso del mundo, más vale que sean numerosas las salvaguardias. Ahora bien, cuando Donald Trump ordenó a sus generales que bombardearan Siria y que iniciaran maniobras navales en Asia, fue ovacionado por los parlamentarios estadounidenses, republicanos y demócratas, así como por casi todos los medios de comunicación, incluyendo los de Europa. Un diario nacional francés incluso juzgó que “los ataques en Siria” habían tenido “algo de liberadores”. Así pues, cincuenta y nueve misiles lanzados contra una base aérea en Oriente Próximo habrían casi metamorfoseado a un presidente inmerso en la impopularidad, en un enfoque de amateur y en el nepotismo, convirtiéndolo en un hombre determinado, sensible e incapaz de contener su humanidad ante fotografías de “bonitos bebés cruelmente asesinados durante un ataque muy bárbaro”. Semejante concierto de alabanzas inquieta tanto más en el clima internacional actual, con muchas tensiones, cuanto que a Trump le encanta que le adulen.

 


 

 


 

El Donbás aprende a vivir sin Kiev

 

 

Loic Ramirez  

Periodista.


 

Tres años después del comienzo del conflicto entre Kiev y la región separatista del Donbás, parece que no se llega a ninguna solución. El presidente ucraniano Piotr Poroshenko juega con dos barajas, dudando entre la instauración de un bloqueo firme y el restablecimiento de vínculos económicos controlados. En lo que respecta a Donetsk, la población se organiza, a la espera de una hipotética intervención militar.

 

 


 

 

 

 

 


 

¿Rumbo a una Europa militar?

 

 

Bernard Cassen  

Profesor emérito del Instituto de Estudios Europeos de la Universidad París VIII y secretario general de la asociación Mémoire des Luttes (París).


 

Con frecuencia se ha comparado la construcción europea con un ciclista: si no avanza, se encuentra en equilibrio inestable y termina por caer al suelo. En efecto, los dirigentes de los Estados y de las instituciones de la Unión Europea (UE) deben brindar constantemente a los ciudadanos motivos para estar juntos. Ésta es incluso la principal actividad de la Comisión Europea que, sin parar, produce proyectos de actos legislativos bautizados como “avances”.

 


 

 


 

Castigar o atraer, el dilema ucraniano

 

 

 

Hélène Richard  

Enviada especial.


 

El poder ucraniano deben enfrentarse a una cuestión espinosa: ¿debe instaurar un cordón sanitario frente a los territorios separatistas, apoyados militar y financieramente por Rusia, o cultivar los lazos económicos y administrativos con su población con la perspectiva de una reintegración del Donbás? De la respuesta que Kiev dé a esta pregunta dependerá en gran medida el futuro de los Acuerdos de Minsk, firmados en febrero de 2015, que prevén la concesión de un estatuto de autonomía a las regiones de Donetsk y de Lugansk, a cambio de la recuperación por parte de Ucrania del control de estos territorios y de su frontera con Rusia.

 




 

La duplicidad económica del Frente Nacional

 

 

Renaud Lambert  

Periodista.


 

Como resumen de los términos de su duelo con Emmanuel Macron, según ella la encarnación del “rey dinero”, Marine Le Pen ha alabado a la Francia que “protege nuestros empleos, nuestro poder adquisitivo”. En el ámbito económico, el Frente Nacional se sitúa voluntariamente en un terreno antaño ocupado por la izquierda. No obstante, el liberalismo no le plantea ningún problema cuando se limita a la Francia metropolitana.

 


 

 


 

El candidato de los medios de comunicación

 

 

Marie  Bénilde  

Periodista. Autora de 'On achète bien les cerveaux. La publicité et les médias'. Raisons d’Agir, París, 2007.


 

El éxito de un candidato desconocido hace tres años no sólo se explica por la descomposición del sistema político francés. Emmanuel Macron, artífice de una nueva forma de promover las antiguas ideas socioliberales que le han valido al presidente François Hollande niveles de impopularidad sin precedentes, ha encontrado en los medios de comunicación un inestimable aliado. Su historia parece salida del sueño de un editorialista.

 


 

 

 


 

La racionalidad de Pyongyang

 

Philippe Pons  

Periodista, enviado especial a Corea del Norte.


 

Las amenazas y el embargo estadounidenses responden a las provocaciones y ensayos militares norcoreanos. Tras haber enviado un portaviones al mar de Japón, el Presidente de Estados Unidos reclama un compromiso más firme por parte de China. Aunque Pekín ha endurecido las sanciones contra Pyongyang, existen pocas probabilidades de que los dirigentes norcoreanos renuncien al ámbito nuclear, el cual se ha convertido en su seguro de vida.

 

 


 

 

 


 

En África, el fantasma de una yihad fulani

 

 

Rémi Carayol  

Periodista.


 

La situación de los ganaderos nómadas del Sahel, tradicionalmente difícil, se degrada debido al calentamiento global y a las políticas económicas implementadas. Hasta el punto de que, en la actualidad, numerosos fulanis toman las armas para hacer oír sus reivindicaciones. En su mayoría musulmanes, proporcionan cada vez más tropas a los movimientos yihadistas que desestabilizan la región.

 

 


 

 

 


 

El negocio de los refugiados

 

Dossier del mes  


 

El planeta cuenta hoy en día con sesenta y cinco millones de refugiados y de desplazados. A falta de políticas de acogida, muchos de ellos se ven obligados a vivir en campamentos, algo así como prisiones a cielo abierto cuyos residentes se ven privados de derechos fundamentales. Estas estructuras, durante mucho tiempo confinadas en los países del Sur, proliferan y se banalizan en Europa desde hace algunos años, añadiéndose a los cientos de centros de internamiento para extranjeros que ya servían para encerrar a los migrantes clandestinos. Los campamentos, debido a su número y a su carácter perenne –el tiempo medio de estancia en un centro del Alto Comisionado para los Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR) es de diecisiete años–, han acabado representando un mercado que se disputan con dureza organizaciones no gubernamentales y multinacionales.

 

 


 

La fábrica de los indeseables

 

 

Michel Agier  

Antropólogo en el Institut de Recherche pour le Développement (IRD) y en la École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS). Ha publicado recientemente Les Migrants et nous. Comprendre Babel (CNRS Éditions, 2016) y codirigido, junto con Anne-Virginie Madeira, la obra Définir les réfugiés (PUF, col. “La vie des idées”, 2017).


 

Campos de refugiados o de desplazados, campamentos de migrantes, zonas de espera para personas cuya solicitud de residencia en el país está siendo estudiada, campos de tránsito, centros de internamiento de extranjeros (CIE), centros de identificación y de expulsión, pasos fronterizos, centros de acogida de solicitantes de asilo, “guetos”, “junglas”, “puntos críticos”... Estas palabras ocupan la actualidad de todos los países desde finales de los años 1990. Los campamentos no solo son lugares donde millones de personas viven su día a día, sino que, además, pasan a ser uno de los principales componentes de la “sociedad mundial”, una de las formas de gobierno del mundo: una manera de gestionar lo indeseable.

 

 


 

Los refugiados son un buen negocio

 

 

Nicolas Autheman  

Periodista, documentalista, codirector de Réfugiés, un marché sous influence, La Compagnie des phares et balises, France 5, 2017.


 

Los desastres humanitarios no son desastrosos para todo el mundo. Empresa de auditoría, vendedor de tarjetas de pago o gigante del mobiliario: en cuanto un campamento abre sus puerta, las empresas se precipitan para aprovechar una “industria de la ayuda” cuyo volumen anual sobrepasa los 25.000 millones de dólares.

 

 


 

En un abrir y cerrar de ojos

 

 

Nicolas Autheman  

Periodista, documentalista, codirector de Réfugiés, un marché sous influence, La Compagnie des phares et balises, France 5, 2017.


 

“Acerque el ojo… Gracias por su colaboración”. La voz metálica proviene de una caja luminiscente acoplada a un brazo articulado. Se dirige directamente a los refugiados sirios. En este supermercado implantado en medio del campamento de Zaatari, en Jordania, a todo el mundo se le escanea el ojo en la caja para pagar sus compras. El dispositivo, instalado en febrero de 2016 por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), verifica, gracias al reconocimiento del iris, la identidad del refugiado y, a continuación, la solvencia de su cuenta virtual, con un crédito de 50 dólares al mes y domiciliada en un banco local, el Jordan Ahli Bank. Esta operación se desarrolla “en un abrir y cerrar de ojos”, según el comunicado entusiasta de ACNUR, y permite “evitar fraudes”. El sistema también se implantó, unos meses más tarde, en Azrak, el otro gran campamento de refugiados sirios situado en el norte del país.

 

 


 

Internamiento al estilo francés

 

 

Raphael Godechot  

Periodista.


 

Claude Peschanski  

Miembro del Observatorio Ciudadano del centro de internamiento de extranjeros de Palaiseau (Francia).


 

Oficialmente, Francia no cuenta con campos de extranjeros. Sin embargo, no faltan lugares de confinamiento y de encierro para solicitantes de asilo y para migrantes en situación irregular, como los centros de internamiento de extranjeros, antecámaras de las expulsiones.

 

 


 

 

 


 

Crímenes y reformas en Filipinas

 

 

François-Xavier Bonnet  

Geógrafo, investigador asociado en el Institut de recherche pour l’Asie du Sud-Est Contemporaine (IRASEC), Centre National de la Recherche Scientifique - Ministère des Affaires Étrangères et Européennes (CNRS-MAEE). Ha publicado, entre otros escritos: “Philippines: 2016, l’avènement d’un président révolutionnaire?”, en Claire ThiLiên Tran y Abigaël Pesses (bajo la dir. de), L’Asie du Sud-Est 2017. Bilan, enjeux et perspectives, Irasec -Les Indes savantes, París, 2017.


 

En Filipinas, el año 2016 estuvo marcado por la elección del presidente Rodrigo Duterte. Su programa de lucha contra los estupefacientes y la criminalidad ha captado la atención de los medios de comunicación internacionales debido a los millares de muertos que provoca. Pero tiende a enmascarar las numerosas reformas sociales, económicas y políticas que el nuevo hombre fuerte de Manila quiere poner en práctica.

 

 


 

La política exterior de Manila

 

 

François-Xavier Bonnet  

Geógrafo, investigador asociado en el Institut de recherche pour l’Asie du Sud-Est Contemporaine (IRASEC), Centre National de la Recherche Scientifique - Ministère des Affaires Étrangères et Européennes (CNRS-MAEE). Ha publicado, entre otros escritos: “Philippines: 2016, l’avènement d’un président révolutionnaire?”, en Claire ThiLiên Tran y Abigaël Pesses (bajo la dir. de), L’Asie du Sud-Est 2017. Bilan, enjeux et perspectives, Irasec -Les Indes savantes, París, 2017.


 

Durante su viaje a China, del 18 al 21 de octubre de 2016, el presidente filipino Rodrigo Duterte anunció su nueva política exterior en estos términos: “Me he vuelto a alinear con vuestra orientación ideológica y quizás vaya a Rusia a hablar con el presidente Vladímir Putin. Le diré que somos tres contra el resto del mundo: China, Filipinas y Rusia. Es la única vía posible”.

 

 


 

 

 


 

Franceses de origen chino, la afirmación de una comunidad

 

 

Zhang Zhulin  

Periodista.


 

Los chinos de Francia, durante mucho tiempo discretos, irrumpieron en la escena francesa organizando una importante manifestación en septiembre de 2016: reclamaban más protección tras la agresión mortal a uno de los suyos. En efecto, se trata de una unidad que no era evidente. A diferencia de sus mayores, la segunda generación quiere luchar contra los prejuicios de los que es víctima.

 

 


 

Las “callejeras” de Belleville

 

 

Zhang Zhulin  

Periodista.


 

El mayor conflicto intercomunitario chino ocurrió hace algo más de diez años, entre los dongbei (chinos del Noreste) y los wenzhou (chinos del Este). Los primeros, empleados como cuidadores de niños o como obreros en los talleres, se sentían sobreexplotados por los segundos y protestaron con fuerza. Desde entonces, los wenzhou dejaron de contratarlos. “Esto lleva a las mujeres hacia la prostitución”, constata la investigadora Wang Simeng.

 

 


 

Los olvidados de la Primera Guerra Mundial

 

 

Jordan Pouille  

Periodista, Pekín.


 


 

 


 

Grandes revelaciones históricas en Túnez

 

 

Thierry Brésillon  

Periodista.


 

El proceso de justicia transicional, iniciado el pasado mes de noviembre, da la palabra a víctimas del régimen de Zine el Abidin Ben Alí, pero también a las del “padre de la independencia”, Habib Bourguiba. Esta potente reaparición de un pasado oculto divide tanto como conmueve a la sociedad tunecina. En un contexto político tenso, son numerosos los ex dirigentes que se niegan a admitir su responsabilidad.

 

 

 

 


 

La triple negación de los altos cargos derrocados

 

 

Jérome Heurtaux  

Investigador en el Institut de Recherche sur le Maghreb Contemporain (IRMC) en Túnez.


 

¿Qué dicen a posteriori las antiguas figuras del régimen de Zine el Abidin Ben Alí sobre las violaciones de los derechos humanos perpetradas en el pasado? En el marco de una investigación que estamos llevando a cabo desde 2011 sobre las recomposiciones de las elites en Túnez, hemos realizado entrevistas biográficas exhaustivas a unos cincuenta altos cargos del régimen derrocado: ex primeros ministros, ministros, diputados, gobernadores, embajadores, asesores presidenciales, etc. Estos encuentros muestran que, contrariamente a las reacciones que alaban el carácter histórico del proceso de justicia transicional llevado a cabo por la Instancia de la Justicia y la Dignidad (IVD) (véase el artículo superior), existen otros que presentan una lectura muy negativa de las audiencias.

 

 


 

 

 


 

¡Es culpa del juez!

 

 

Anne-Cécile Robert  

Redactora de Le Monde diplomatique. Responsable de ediciones internacionales de Le Monde diplomatique. Enviada especial a Viena, Austria.


 

La campaña de las elecciones presidenciales francesas se ha visto marcada por tensiones inéditas, y particularmente intensas, entre los jueces y los responsables políticos. Más allá de los acontecimientos particulares de la competición electoral, magistrados y representantes electos vuelven a tocar una pieza antigua pero actualizada por la potenciación, a través de la construcción europea, de una noción ambigua: el Estado de derecho.

 


 

 


 

El talón de Aquiles del sector nuclear francés

 

 

Agnès Sinai  

Periodista.


 

Durante el próximo quinquenio, 53 de los 58 reactores del parque atómico francés superarán los cuarenta años de funcionamiento. ¿Habrá que prolongar su explotación más allá de la duración prevista durante su concepción, reemplazar estas centrales por una nueva generación o abandonar progresivamente la energía nuclear? La constructiva historia de una pieza esencial del dispositivo de seguridad plantea algunas cuestiones sobre las decisiones futuras.

 


 

 


 

Guayana Francesa: bajo los adoquines está la Biblia

 

 

Elven Sicard  

Periodista.


 

La población de la Guayana Francesa se ha duplicado en veinticinco años. Sus habitantes se sienten abandonados por la metrópolis, de la que depende para todo o para casi todo, y siguen estando aislados económicamente de sus vecinos. No obstante, la porosidad de su frontera la hace permeable tanto al tráfico de oro como al proselitismo evangelista. En primera línea se encuentran los amerindios, quienes se juegan su futuro como pueblo.

 


 

 

 


 

Los mineros, la mar y otras historias

 

 

Eduardo Galeano  

Periodista y escritor uruguayo fallecido en abril de 2015.


 

Eduardo Galeano, célebre autor uruguayo, figura de la izquierda latinoamericana y colaborador de largo recorrido de Le Monde diplomatique, falleció en 2015 a la edad de 74 años. Terminó su última obra, El cazador de historias, meses antes de su muerte, pero su delicado estado de salud impidió que fuera publicada en vida. Finalmente, la editorial Siglo XXI la publicaba en abril de 2016. Este mes, coincidiendo con la edición del libro en francés, reproducimos algunos de sus extractos.

 

 


 

 

 


 

John Berger: la disposición intersubjetiva

 

 

José de María Romero Barea 

Poeta, traductor y periodista cultural.


 

 


 

La voluptuosidad de la sangre

 

 

Hubert Prolongeau  

Periodista.


 

Cuando en 1897 el irlandés Bram Stoker inventó con su novela Drácula el arquetipo del vampiro, príncipe de todas las tinieblas, las de la noche y las de los deseos inconfesados, corrían tiempos revueltos: atentados anarquistas, prodigios técnicos –comienzos de la aviación–, agitación obrera. El regreso actual del vampiro quizás acompaña una efervescencia comparable.